Mindfulness y Atención Plena.

Para comenzar, decirte que este concepto más que una técnica es una filosofía de vida que podemos aplicar en cada momento de nuestra existencia. Una experiencia integral que no solo se practica en un espacio-tiempo concreto de nuestro día a día, como pueda ser en casa en una simple silla.

Desarrollar una mente en calma de manera diaria, va a generarnos un hábito en nuestra manera de pensar, de sentir, de expresarnos, de comportarnos; además, a nivel fisiológico incluso, dentro de nuestro cerebro, se crean nuevas sinapsis o conexiones neuronales… seguramente habrás escuchado hablar de la plasticidad cerebral y de cómo mueren neuronas y cómo podemos potenciar la creación de nuevas con una práctica recurrente del mindfulness.

Todo esto va a beneficiarnos a corto, medio y largo plazo generando menos estrés, impulsividad y potenciando la atención, concentración y el estar aquí y ahora.

Minfulness se puede enseñar a grandes y pequeños adaptando el lenguaje según la edad de la persona. Es satisfactorio ver que, cada vez más, en las escuelas se potencia este tipo de ejercicios. Además en los espacios de trabajo se va instalando de manera natural a través de las formaciones.

En resument, mindfulness es un estado mental que se alcanza como resultado de estar concentrado en el momento presente.

Es aquí y ahora, lo contrario al piloto automático. Piensa por ejemplo en los últimos trayectos en coche que hayas hecho, ¿no has tenido la sensación muchas veces de no saber cómo has llegado a tu punto destino? si no lo recuerdas puedes que hayas estado en piloto automático, pensando mil cosas sobre lo que nos ha pasado durante el día o lo que tenemos a hacer a continuación.

Te invito a que la próxima vez que conduzcas cambies un poco el itinerario de tu trayecto. Mira la carretera de manera consciente, por tanto con un sentido de la observación más acentuado.

Haciéndolo así, ya estás practicando la atención plena o mindfulness porque podemos practicarlo de manera sosegada, tranquila estando sentadas o en movimiento: sea caminando, paseando, fregando los platos o disfrutando de una buena ducha mientras sientes la temperatura del agua como recorre tu piel….

Fíjate en tus hijos, aprovecha estos momentos, obsérvalos: son grandes maestros en vivir el momento presente, juegan, se emocionan, lloran, continua la vida y ríen de nuevo…

En general ¿has visto a un niño ausente en demasía del momento presente? no es lo habitual…

Beneficios del Mindfulness

¿Qué beneficios vas a sentir poniendo en práctica esta filosofía de vida?

Va a revertir en tu salud, vas a crear un espacio para conectar contigo de manera segura, vas a poder acudir a un lugar para centrarte y equilibrarte, sentirás que puedes regularte emocionalmente de manera consciente más facilmente…

Será beneficioso en los momentos en los cuales puede que estés lidiando con mil asuntos, tareas, responsabilidades…

Antes de entrar en profundidad, te voy a explicar de manera muy resumida sobre nuestro cerebro: un flan dentro de nuestra cabeza de 1.200-1.500gr.

A todos nos une la sensación de cómo tiende nuestro cerebro a divagar entre miles de pensamientos, esto es algo normal y a todos nos pasa.

¿Cuántos pensamientos dirías que tenemos al día? unos 60.000 pensamientos que generan 86.000 millones de neuronas.

Son pensamientos caóticos que se mueven entre el pasado-presente y futuro.

Tenemos una gran herramienta, nuestro cerebro, que podemos entrenar para auto conocernos más y conseguir de manera más consciente nuestros objetivos.

Qué no es Mindfulness

Ahora vamos a ver qué no es mindfulness:

● Dejar la mente en blanco.

● Bloquear nuestros pensamientos.

● Dejarnos llevar por los pensamientos.

● Ir a visitar un mundo paralelo.

● Llegar al nirvana y a la iluminación.

● Ni evasión ni ensoñación.

Podríamos dar muchos más ejemplos, que no dejan de ser mitos que alguna vez habremos escuchado.

Si sientes estrés y si tu intención es poner foco para bajar estos niveles, tienes la posibilidad, eso sí, con constancia y disciplina de conseguir cambios neuronales gracias a la práctica de la atención plena. Será muy interesante que lo practiques en la mayoría de experiencias que tengas diariamente.

Porque, déjame decirte, que de nada sirve que podamos hacerlo un rato a la semana sentadas y que luego sigamos con el piloto automático.

¿Cómo comenzar a practicar?

La manera de aprender esta herramienta es que te tomes unos minutos diarios y que puedas encontrar ese rincón de tu casa donde no te molesten y te sientas bien. Si puede ser, crea el hábito de hacerlo a la misma hora para que tu cerebro se comience a acostumbrar a este nuevo hábito que al principio puede que sea un tanto extraño.

Sentada, sentado, vas a cerrar los ojos y vas a poner conciencia a 3 aspectos. Imagínate un triángulo e integra lo que te voy a decir a continuación:

  1. En primer lugar, vas a poner conciencia plena con todos tus sentidos en percibir qué tipo de pensamientos pueden venir, qué ideas, recuerdos o fantasías.
  2. En segundo lugar, ¿qué experiencias, sensaciones corporales sonidos, olores vienen?
  3. En tercer lugar, pondrás atención a qué estás sintiendo y qué tipo de emoción/sentimiento te está generando esta observación.

A través de la respiración abdominal vamos a volver al momento presente si es que nos hemos ido en algún momento dejándonos llevar por algún pensamiento… ¡Ese es el gran trabajo!

Imagínate la respiración como esos ruedines de la bicicleta de tu peque que sirven para centrarte en tu camino y que no te “caigas” de tu momento presente. La respiración será tu ancla para que no te disperses. Para que despegues de las rumiaciones de la mente, del sufrimiento que a veces nos generamos, para que los observes desde fuera desapegándote de ellos.

Te aconsejo que te apoyes en alguna aplicación para olvidarte del tiempo y que te avise cuando quieras acabar:

Tienes Insightimer para android y iphone y con ésta podrás programar los minutos exactos de tu práctica y así dejarte llevar…

Te recomiendo, además ,los libros del Dr. John Kabat-Zinn quién está haciendo una labor en la difusión del mindfulness y en sus beneficios contra el estrés.

Si eres más de documentales, te recomiendo “The mindfulness movement” que puedes ver en Filmin. Aquí podrás ver las consencuencias de las distracciones (de estar conectados con la información y menos con las personas).

El gran Richard Davidson nos confirma que con dos semanas de práctica notamos mejoría. Para los más escépticos existen artículos científicos que corroboran los beneficios; aunque no a todo el mundo pueda irle bien esta práctica por x motivos.

Lo que está claro es que el mindfulness nos permite cablear y reestructurar el cerebro, además de ser una buena manera de comenzar a entrenar la concentración. Queremos conseguir pasar de una atención vaga a una atención plena. Así cultivaremos la sabiduría y erradicaremos el sufrimiento que podamos crearnos.

¿Quieres comenzar a entrenarte?

Si necesitas un acompañamiento más personalizado, puedes hacerlo contactando conmigo y practicar en un entorno seguro y confidencial en sesión privada.

!Conseguir ser tú, recuperándote de tus heridas emocionales, tomando el control de tu vida y construir ese estilo de vida que va contigo de ahora en adelante!

× ¿Cómo puedo ayudarte?