Ya hablábamos en nuestro anterior artículo del blog, de la importancia de hacer solo una cosa en un momento dado y por tanto de no hacer varias acciones a la vez.

También apuntábamos sobre la procrastinación, las interrupciones y saber decir sí a nuestros compromisos.

El método Pomodoro puede ayudarte a superar estas tendencias descritas.

Este método nació a finales de los 80, de la mano de Francesco Cirillo y está inspirado en el funcionamiento de un reloj de cocina con forma de tomate.

El punto fuerte es que puedes observarte mientras pones en marcha el método y ver si cumples con tu objetivo o haces descansos antes de tiempo 😉

La idea es hacer intervalos de 25′; tras cada uno de ellos se hace una pequeña pausa (de 3-5 minutos) y cada 4 pomodoros completos, que serían 100 minutos, hay un pausa más larga (unos 15-30 minutos).

Es importante que, durante los intervalos de los pomodoros, si te vienen ideas, las apuntes en una libreta o en tu editor de notas digital y continúes enfocada/o.

En la pequeña pausa puedes parar, levantarte, hacer algún estiramiento, respirar simplemente, meditar , beber un vaso de agua y volver de nuevo al trabajo. En la pausa más larga puedes hacer algo complemente diferente o simplemente descansar.

La cadencia sería la siguiente:

25‘trabajo+3-5′(pausa)+25‘trabajo+3-5′(pausa)+25‘trabajo+3-5′(pausa)+25’trabajo+15-30′(pausa)= 100 minutos de trabajo profundo sin distracciones.

El punto fuerte es el hecho de concentrar el foco en los intervalos que toca y descansar en los descansos, por tanto entrenar el músculo del foco, para trabajar la concentración y la atención.

En la continuada iteración se van viendo resultados y como va mejorando nuestra manera de trabajar.

Esta metodología la puedes encontrar digitalmente en las dos webs que te traigo hoy:

Te invito a probarlas y si quieres luego me cuentas:

  • Por un lado, está Pomodoro-tracker.com  ; una vez logueada te permite llevar un seguimiento de tu propio proceso ya que puedes escribir tu lista de tareas y configurar los tiempos del pomodoro y tiempos de tus pausas. Así que si necesitas aumentar o disminuir los 25′ !adelante!, ya que se ajusta a tus necesidades. Hay personas que necesitan aumentar el tiempo de su primer pomodoro ya que necesitan al iniciar su jornada unos minutos para concentrarse. Podemos ser flexibles, personalizando los tiempos acorde a lo que necesitamos.

Según vas poniendo tu lista de tareas, la web te va dando una estimación de la hora que acabarás todas, si haces pomodoros continuados (pausas contadas). Muy interesante también el hecho que puedas obtener estadísticas. El uso está pensado para los ámbitos del trabajo y estudio aunque te permite que personalices otras categorías.

  • Y para seguir en este camino de motivación constante te traigo además Tomato-timer.com que te permite también configurar tus tiempos.

Ya no hay excusas para diseñar tu tiempo; y ahora te pregunto:

¿cuántos pomodoros podrás hacer hoy? ¿cuántos pomodoros crees que te harán falta para acabar tu objetivo del día?

Artículo actualizado a octubre de 2020.

«Pitágoras, cuando era preguntado sobre qué era el tiempo, respondía que era el alma de este mundo» | Plutarco