¿Te reconoces en alguno de los siguientes puntos cuando llevas a cabo tus tareas del día a día ?

Hoy te hablo de 4 inconvenientes que vivimos en el uso de nuestro tiempo ya sea en el ámbito laboral, familiar, personal, etc:

1. Las interrupciones como las llamadas telefónicas, entrada de emails, las notificaciones del móvil… las peticiones y consultas disfrazadas de urgentes, las reuniones… pueden desconcentrarnos del trabajo que estemos llevando a cabo y por tanto mermar su calidad y resultado.

Fuera del contexto social también podemos hablar de las autointerrupciones o distracciones que nos hacemos a nosotras mismas acudiendo a internet, el móvil u otras distracciones internas del tipo perdernos en pensamientos que nos vienen, sentimientos…

2. La procrastinación, es una palabra que suele costar pronunciar y que quiere decir dejar sin hacer una acción, dejándola para más adelante. El motivo de este hecho es muchas veces las excusas que nos ponemos y es que, en realidad, lo vemos como un reto, a priori, difícil porque no lo habíamos hecho antes. Por lo tanto, lo que nos cuesta, lo dejamos para más adelante.

3. El multitasking o la multitarea, es tener varios frentes abiertos, estar por varios temas a la vez en un mismo momento. Está comprobado que si estás solo por un tema, en un momento dado, la concentración y la atención se mantienen y podemos llegar a terminarla, incluso mucho antes que si estuviéramos gestionando varios temas a la vez.

4. Saber decir no, ya que cuando una sabe decir no, también sabe decir sí 😉 Toma nota de aquellas acciones que estás haciendo, por tanto a las que dices sí cuando realmente quieres decir no. Solo lo que es importante para tí merece dedicarle tiempo y energía. Vuelve a releer esta última frase por favor!! Quédate con tus propias prioridades, responsabilidades y proyectos personales.

Esta toma de conciencia para saber en qué punto estás, es muy interesante y es un punto de partida para iniciar cambios.

Si quieres comenzar a utilizar mejor tu tiempo, puedes empezar por detectar estos 4 puntos con la plantilla que puedes ver más abajo. Dedícate un tiempo sin prisas con tu mejor taza de té o café y ponte un incienso o vela que te permita relajarte y expresar escribiendo en tu hoja. Si quieres… luego me cuentas escribiéndome un correo.

Valora tu tiempo para obtener una vida mejor!

«El tiempo es la cosa más valiosa que una persona puede gastar» | Theophrastus