Sabrías decir, ¿cuántos libros físicos tienes en casa? ¿Cuándo fue la última vez que los tocaste? ¿Tienen información obsoleta?

Los libros son aquellos objetos que compramos, que podemos leer o no, y que van ocupando espacio en estanterías, despachos, muebles. Los vamos acumulando y en muchas ocasiones no los hacemos recircular.

Como hemos dicho en muchas ocasiones, organizar no es mover las cosas de sitio, sino que es un proceso más profundo para atender físicamente los objetos y atender tu relación con ellos.

En el caso de los libros, es bueno comenzar reflexionando sobre los contenidos que leerás a partir de ahora. Atender en presente esta idea puede llevarnos a cambios en nuestras vidas; un libro puede ser el clic que te faltaba para iniciar un hobbie a nivel personal o para iniciar un negocio a nivel profesional, por poner ejemplos.

Para saber sobre el proceso de organización de libros puedes consultar el artículo que hice para La Clau, revista del Maresme. También si quieres leer su versión reducida puedes acudir a este post de instagram.

Si quieres ver el directo que ofrecí en instagram sobre cómo organizar los libros te dejo el enlace, disfrútalo!

¿Donde donar los libros?

Es importante evitar el contenedor o el punto limpio de nuestras ciudades para los libros que no queremos. Ese título que para tí, ya no te inspira nada, para otra persona le sirve y le da mucho valor.

Conoce opciones para donar libros en este artículo de Calma Vital que voy actualizando.

Como dice Marie Kondo, demos una oportunidad para despertar libro por libro y decidir su lugar; ya sea en nuestro mundo o liberándolo.