Me encanta el concepto de “establecer contacto” desde el punto de vista de la comunicación. Es la primera idea que quiero darte con la lectura de este artículo.

Hablamos de comunicación y es lo que hacemos de manera constante con otras personas y con nosotras mismas. Representa nuestra herramienta principal para gestionar nuestra vida, conseguir satisfacer nuestras necesidades básicas, expresar nuestros valores y creencias… Ya Watzlawick (psicólogo experto en terapia familiar) en su teoría de la comunicación humana describía la comunicación como basada en el intercambio.

Para mí, establecer contacto va más allá, porque hay intención en querer llegar a profundizar en la relación, en mantener nuestras relaciones a otro nivel, en cómo generar nuevas relaciones, en saber poner límites, resolver conflictos externos, internos (interesante también observar cómo nos hablamos)…

¿Puedes recordar momentos de conexión total con otro ser humano? ¿Qué sentías? Te voy a recordar un momento de intención diaria de contacto, tras el inicio de la pandemia del Coronavirus-SARS-CoV-2 ¿Qué sentías cuando a las 20h de cada día aplaudíamos durante 5 minutos seguidos en el balcón en compañía de otras personas con las que quizás no habías llegado al saludo?

Puede parecer que nos comunicamos con nuestros más allegados, aunque a veces, aún viviendo bajo el mismo techo, cada uno hace su vida por libre.

¿Cómo establecer contacto con los demás?

Es probable que alguna vez te hayas planteado la pregunta de cómo conectar con los demás. Cómo mantener relaciones armoniosas e incluso más profundas, cómo llegar a los demás para generar interacciones sanas.

Puede ser que hayas vivenciado relaciones de desigualdad donde parecía que los demás ganaban y tú perdías. Puede que hayas sentido la necesidad final de entrenar en las habilidades de saber pedir y aprender a soltar personas y situaciones dañinas.

Te voy a hablar de las relaciones de igual a igual, donde todos salimos ganando y donde podemos mantener una autoestima íntegra, sin por ello tener que dañar la de otros.

Para ello me inspiraré en el libro de Virginia Satir “En contacto íntimo”. Satir fue una terapeuta experta en la resolución de crisis en las relaciones humanas en general y en las relaciones familiares en particular.

  • En primer lugar, en el primer paso para establecer contacto es importante recordar que en una conversación 1:1, es decir entre dos personas, hay que considerar 3 partes. Cada persona consigo misma y  la tercera parte que surge entre las dos personas.
  • En segundo lugar toma contacto contigo: con tu cuerpo, respiración, con tus expresiones faciales, tu voz, tu tono, tus sentidos, gestos, suspiros, sonidos, sentimientos, experiencia, con tu locomoción, tu tiempo, el espacio y los demás. Te recuerdo que la palabra representa el 7% del mensaje que emitimos, ya que el 55% se lo lleva la comunicación no verbal y el 38% la comunicación paraverbal (aquella que corresponde a nuestro tono de voz, ritmo, velocidad…).
  • En tercer lugar tener en cuenta nuestra disposición física. Hablar cara a cara, mirando a los ojos, colocarse a la misma altura y que haya una cercanía espacial respetando el espacio vital. Puede parecer de sentido común, aunque como sabemos muchas veces el sentido común es el sentido que menos utilizamos. !Ah! y recuerda ante conversaciones difíciles de invitar a la persona primero a hablar para preavisarla de que hablaréis de algo importante en otro momento. De esta manera, la otra persona puede que acabe prestando más atención.
  • En cuarto lugar ser coherentes. Coherencia significa que pensamiento, nuestra palabra y conducta vayan al unísono. Que lo que sienta sea verdaderamente lo que acabe expresando.
  • En quinto lugar, interesarse por lo que nos explican, sin preparar respuestas en la mente mientras la otra persona habla, e ir preguntando para anular el poder de la suposición, juicios.. Para ello una sana escucha activa es necesaria y una manera de demostrarla es recapitular lo que nos acaban de decir, por ejemplo.

En mi instagram, en una breve encuesta, me decíais que respeto, escuchar de verdad, decir sí cuando realmente querrías decir no, priorizar los deseos de los demás antes de las propias necesidades, hacer cosas que no apetecen para agradar y ser aceptada… eran temas que afectaban y mucho a la autoestima.

Por ello el cocktail siguiente contiene 4 ingredientes para establecer un contacto sincero, además de los 5 pasos que te explicaba antes:

1. Una necesaria autoestima, sentirse fuerte y poderosa para responsabilizarnos de nuestros actos.

2. Ganas de contactar, de ser parte activa de dejar que entren nuevas personas o no y dejar que salgan o no.

3. Tener claras unas guías útiles personales que te servirán para centrarte en tus valores y creencias.

4. Arriesgarse a hacer cosas que nunca has hecho o hacer las mismas cosas aunque de manera diferente.

¿Qué tipo de comunicación se produce si no estamos en sintonía con nosotras ni con los demás?

Cuando las personas sin ser conscientes o siéndolo tienen una pobre opinión de sí mismas acuden a reproducir ciertos “personajes” en sus interacciones.

1. La persona conciliadora el que quiere mantener a todos contentos para que lo quieran.

2. La persona culpabilizadora, el que grita, el que exhala de alguna manera que nadie se preocupa por él quejándose y culpabilizando a otros.

3. La persona hiperracional, quién tiene que demostrar constantemente lo lógica y lista que es en todo momento, agotador!

4. La persona irrelevante que llama la atención por nimiedades, su máxima es distraer e interrumpir.

Quizá lo que has leído sea fácil de entender y más difícil de aplicar. Otro reto interesante de los que te ofrezco ¿verdad?

Ahora me gustaría preguntarte: ¿qué resultados estás teniendo en tus interacciones? ¿Estaría dispuesta a que una grabadora te filmase en tu comunicación diaria para saber donde poner remedio?

 

!Conseguir ser tú, recuperándote de tus heridas emocionales, tomando el control de tu vida y construir ese estilo de vida que va contigo de ahora en adelante!

× ¿Cómo puedo ayudarte?