Casa Bloc – Como la arquitectura influye, en las vivencias de las familias, dentro de las casas.

En la visita, que hicimos el pasado noviembre de 2019, al piso-museo Casa Bloc, organizado por el Museu del Disseny, pudimos reflexionar sobre el hecho de cómo la arquitectura nos influye en nuestras vidas…

¿Has llegado a pensar cómo hubieran sido tus vivencias en una casa con diferente forma, estructura? ¿con más o menos estancias? ¿con más o menos metros cuadrados?

El edificio de viviendas Casa Bloc en el barrio de Sant Andreu (Barcelona) es de los años 30 y fue ideado por los arquitectos del GATCPAC, pioneros en la arquitectura de vanguardia de la época.

Sert, Subirana y Torres Clavé fueron nombres clave de este grupo de arquitectos, quienes apostaron por una arquitectura asequible, muy práctica y funcional.

Casa Bloc representa un símbolo de la arquitectura racionalista (funcionalista y sin ornamentos) y se construyó como oferta de casas de viviendas sociales en unos momentos donde conseguir vivienda era un problema preocupante (tema que no ha cambiado a día de hoy). El objetivo era ofrecer una vivienda digna y asequible para la clase social trabajadora haciendo construcciones de forma pautada y seriada.

El aprovechamiento del espacio era buscado, por lo que vemos las casas en hilera y como esta idea se reproduce en altura. Así se aprovecha el espacio en horizontalidad y verticalidad, dejando los espacios abiertos comunes como zona de jardines.

La estructura metálica que hay en su interior permite que estas casas tengan grandes ventanales y también unas plantas bajas diáfanas ideales para equipamientos.

El interior de los pisos se distribuía en dos plantas, siendo la profundidad de 10 m por 4 m de anchura. En la planta baja, una cocina de carbón de entonces, enfrente un lavabo y zona de lavado de ropa más comedor y terraza. En la planta superior, conectada con una escalera en forma de caracol, dos habitaciones para el sueño y descanso.

Por tanto vemos como se han separado por plantas las actividades familiares, siendo durante el día las más sociales y activas las que se concentran en la planta baja y en la superior las actividades de la noche.

Esta distribución del interior de las casas y ahí queda la reflexión de hoy, nos puede hacer pensar en ¿de qué manera ha podido influir en el contacto intrafamiliar? ¿la familia estaba más unida por esta circunstancia al coincidir más tiempo en un mismo espacio, más o menos reducido? ¿qué necesidades quedaron cubiertas y cuáles no?

y tú, ¿cómo te ves y te sientes en tu espacio vital doméstico? ¿qué sensaciones tienes en tu casa?