Todo va de estrategia:

Uno de los libros que más recomiendo sobre gestión del tiempo es «Tráguese ese sapo» de Brian Tracy. Un libro eminentemente práctico, para ponerse a trabajar y mejorar maneras de hacer desde el minuto cero.

Aquí se explican 21 estrategias para la toma de decisiones rápidas y trabajar de manera eficiente a nivel profesional.

Normalmente, al comenzar una nueva jornada laboral solemos ir haciendo según van surgiendo las tareas sin valorar previamente su nivel de importancia.

No me cansaré de repetir en mis sesiones individuales de coaching que planificar el día previo y crear de manera consciente como va a ser el día siguiente, nos va a ayudar a ahorrar tiempo y a trabajar de manera muy enfocada. Y puede que no salga al 100% tal como lo tenías previsto, aunque, en un gran porcentaje puedas conseguir parte de estos objetivos especificados en papel o a nivel analógico. Recuerda que todo lo material surge de lo inmaterial, así que saca desde ya, lo que tengas en mente 😉

En este sentido y relacionado con lo anterior, Brian Tracy nos quiere transmitir lo siguiente al comenzar a trabajar cada día: hacer en primer lugar,  una tarea importante, retadora, difícil incluso y que esté alineada con nuestros objetivos no tanto a corto plazo, sino a medio y largo plazo. Esto marcará la diferencia, eso es en sí tragarse el sapo: hacer esa acción diaria antes que la inercia diaria nos lleve por otros derroteros.

Solemos perdernos en el ajetreo diario, en el ritmo frenético que muchas veces no se entiende, con resultados a nivel emocional frustrantes y estresantes. Y esto se produce porque estamos ocupados y no obtenemos una gratificación que realmente nos llene, nos enorgullezca y nos ayude a empoderarnos y desarrollarnos a nivel personal y profesional. En fin, un bucle, del cual es difícil salir si no tomamos acción consciente para cambiarlo.

Me gustaría relacionar este tema con el trabajar de manera caótica o hacer multitasking (te dejo este enlace para que investigues un poco).

Te espero a la vuelta para acompañarte en la lectura de este artículo.

Las 21 estrategias:

En la imagen que verás más abajo, tienes a modo de mapa mental, muy sintentizadas las 21 ideas que Brian Tracy nos brinda. Además, te las comento de manera muy muy resumida para que te pique el gusanillo de la curiosidad y puedas acabar leyendo este libro.

1. Claridad en los objetivos escritos sobre papel: ¿qué quieres conseguir? es importante saber el para qué hacemos las cosas.

2. Planificar de manera previa cada día. Por cada 10-12 minutos de planificación ahorramos una media de 100-120 minutos en la ejecución de las tareas.

3. Aplicar la regla 80/20. La famosa ley de Pareto nos cuenta que en términos de productividad en el 20% de nuestros esfuerzos diarios obtenemos el 80% de resultados. Es conveniente saber en qué tareas es importante meternos y en cuales no por el valor que nos aportan.

4. Estudiar y ser consciente de las consecuencias de hacer una u otra tarea.

5. Hacerse amigo/a del método ABCDE: establecer para cada tarea su nivel de importancia y establecer un orden de ejecución. Asignar la letra A a una actividad quiere decir que es un asunto «muy importante» que nos va a dar un gran resultado. Asignar una B es un asunto que «debería hacer» con consecuencias leves. La C, D, E son tareas con resultados casi inexistentes, aunque nos alivie tensiones a corto plazo.

6. Centrarse en áreas clave de resultados aunque no seamos habilidosos/as al 100% sobre éstas. La mejora continua será clave aquí.

7. La ley de eficiencia obligada nos permite centrarnos y decidir en términos de eficiencia sobre lo que es más conveniente realizar en cada momento. Centrarnos en nuestras grandes responsabilidades, no hay tiempo para más.

8. Preparar todo lo que necesitemos previamente al trabajo diario nos permitirá ahorrar tiempo y ponernos enseguida en la actividad.

9. Hacer los deberes y comprometernos con el aprendizaje diario para ser competentes.

10. Reforzar nuestros talentos especiales.

11. Identificar los propios límites y obstáculos clave nos permitirá en algún momento trascenderlos.

12. Ser concientes que todo tiene su proceso. Es conveniente poner un ladrillo después de otro o subir escalón a escalón. No podemos saltarnos pasos intermedios necesarios.

13. Presionarse una misma es una gran alternativa a que nos tengan que motivar otras personas para conseguir hacer las cosas que nos convienen.

14. Prestar atención a nuestros niveles de energía física, emocional y mental. Somos cuerpo, emociones y mente por lo que es necesario atender y mantener éstos en un estado óptimo para que nos acompañen diariamente en buenas condiciones.

15. Motivarse para la acción y para ello contamos con un gran aliado: practicar un sano optimismo.

16. Practicar la postergación creativa o el arte de decir NO a las actividades que no voy a realizar.

17. Si hay varios sapos en un mismo día, hacer el más feo primero siempre. Normalmente, hay alguno que sobresale más que otro.

18. Dividir una tarea y hacer por poco que sea diariamente algo al cabo de un tiempo tendremos un gran resultado.

19. Hacer que cada minuto cuente. Crear bloques de tiempo de 30, 60, 90 minutos para acomodar las tareas, nos permitirá previsualizar su finalización.

20. Desarrollar un sentido de urgencia para acabar lo antes posible un trabajo de calidad. Es el primer paso para generar estados de concentración máxima, generar estados flow.

21. Concentrarse es cuestión de autodisciplina y control de una misma para evitar la dispersión, la pereza y la procrastinación. Rome ne fu pas faite toute en un jour (Roma no se construyó en un día) ¿verdad?

Hoy decidí hacer este artículo porque a una de mis clientas, lo que más le ayudó de mi acompañamiento con ella, fue transmitirle esta idea que ya no suelta de su jornada laboral: tragarse el sapo. Comienza a estar entrenada en su meta diaria de comerse los sapos por muy feos que estos sean.

Va por tí este post, y también por tí, si has llegado hasta aquí 😉

!Conseguir ser tu misma, recuperándote de tus heridas emocionales, tomar el control de tu vida y construir ese estilo de vida que va contigo de ahora en adelante!

Traguese ese sapo