En el mundo actual que vivimos, nos despertamos diariamente y vamos creando experiencias más o menos rutinarias: trabajo, colegio, familia, desconexión fines de semana y vuelta a empezar.

Y puede que, ya sea de manera estacional o por algún asunto extraordinario, en algún momento de nuestras vidas nos sentimos desbordadas… una nueva maternidad, unos estudios que nos llevarán un tiempo, una mudanza…

Ahí es cuando quisiéramos entonces que el día tuviera más horas o cuando nos planteamos querer mejorar nuestra gestión del tiempo y evitar o bajar los niveles de estrés y poder continuar de manera más tranquila.

¿Productividad o bienestar?

¿Para qué quieres gestionar mejor tu tiempo? ¿Para qué quieres contratar a alguien para que te acompañe un tiempo a ver otros puntos de vista sobre este tema?

Quizá haya personas que busquen hacer más y más, es decir, por poner un ejemplo «quiero exprimir cada hora para poder hacer más de lo que hago ahora» o quizá quieras conseguir tus sueños o tus objetivos y te plantees llevarlo de la mejor manera posible, con tranquilidad y sin pausa, respetando tu ritmo y sabiendo que quieres enfocarte en lo que quieres. Quieres sentirte bien en definitiva, cada día corroborar que controlas el uso de tus horas (siendo flexibles y teniendo en cuenta el entorno demandante en el cual vivimos, además de los imprevistos propios de la vida).

Y es que cuando hablamos de gestión del tiempo hablamos de gestión de las emociones. Si el día se nos pasa volando y tenemos la sensación de no llegar a nada puede que sientas miedos, ansiedad… o quizá en estos momentos no sepas darle nombre a tus inquietudes.

En el momento que te planteas querer mejorar tu vida, mejorar como disfrutas de los minutos, mejorar como te responsabilizas de tus «deberes» de manera consciente, entramos en el terreno de tu autorespeto, de tu autocuidado, de generar un estilo de vida acorde a tí.

Como consecuencia de recuperar tus tiempos de descanso, de saber qué priorizar y qué no, de descartar lo que no te aporta y de «parar goles» (saber decir no a demandas que no puedes atender y sí a las que puedes) a partir de entonces te sentirás recargada de energía, más vital y seguro que podrás tener la sensación de haber recuperado tiempo al tiempo.

Te dejo con el último live de Instagram que hice con Raquel de @Mamaextraordinaria_ con ella hablamos de tenernos en cuenta, desde el autocuidado para cuidar mejor si tenemos familia, desde el respeto por una misma en ser fieles a lo que queremos ser.

!Conseguir ser tú, recuperándote de tus heridas emocionales, tomando el control de tu vida y construir ese estilo de vida que va contigo de ahora en adelante!